Argentina

Brasil 2014, un Mundial de siete partidos para la Argentina, mostró a un Messi que fue de mayor a menor. Sin él no se hubiera superado la fase de grupos, pero con él no se pudo imponer una ventaja decisiva en la final. Rusia, en cambio, fue otra cosa, un casi permanente querer y no poder. O peor: la impresión de que por momentos lo abrumaba la certeza de que el asunto no tenía solución. Es bien cierto que la selección de Sampaoli fue caótica y cayó como pocas en el pecado habitual con Messi, el de no saber qué hacer con él, el de no hacerle llegar la pelota en el momento y el lugar adecuados.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Pero a esta altura de los tiempos, con casi 13 años en la selección, Messi debe tener cierta idea concreta de cuál es el problema. Lo llamativo, entonces, es que no le encuentre al menos algo que se acerque a una solución. El ‘10’ sólo brilló ante Nigeria, con un gol y un enorme despliegue de fútbol cuando el equipo estaba contra las cuerdas. Tuvo de aliado a Ever Banega, algo que no sucedió este sábado ante Francia. Lo más llamativo, sin embargo, fue lo sucedido tras lanzar mal un penal en el debut ante Islandia. Messi entró en días de silencio e introspección, que se profundizaron con la derrota por goleada ante Croacia. Todo un enigma.

En todo caso, el ‘10’ es demasiado grande como para que el fútbol se apresure a amortizarlo. Lo dijo este sábado Paul Pogba, uno de esos franceses impetuosos que lo echó del Mundial: “Hace 15 años que lo veo jugar a Messi. Aprendo de él y me hace amar al fútbol. Siempre va a ser mi ídolo”.
Cuatro años después, en Sudáfrica 2010, el argentino volvió a llegar hasta los cuartos, quedando por fuera, de nuevo, contra Alemania. Ese año no marcó en 5 juegos. Elportugués, en cambio, solo pudo llegar hasta octavos, fase en la que cayó con España, pero él sí consiguió marcar en 4 duelos.

Finalmente, hace 4 años, en Brasil, Messi fue finalista y perdió el título contra, sí, de nuevo, Alemania. Hasta la fecha el de 2014 ha sido el mejor torneo de Lionel: 7 partidos y 4 goles.

La cara opuesta es la de Ronaldo, que vio como Brasil fue su peor participación mundialista hasta ahora: eliminado en primera ronda, aunque con un gol en 3 partidos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
En total, hasta este sábado, Messi jugó 19 partidos y marcó 6 tantos en Mundiales, mientras que Ronaldo disputó 17 encuentros y anotó 7 goles. Pero el portugués consiguió festejar en las 4 ediciones en las que participó y el argentino solo en 3.
El mediocampista argentino Javier Mascherano anunció este sábado su renuncia al seleccionado nacional tras la derrota 4-3 ante Francia por los octavos de final del Mundial, confirmando lo dicho previamente de que el último choque en el torneo marcaría su despedida de la Albiceleste.
“Se terminó la historia, después de 19 años puedo decir que paso para el otro lado”, afirmó a periodistas el jugador del Hebei Fortune de China. “Me hubiese gustado terminar de otra manera, pero a veces uno no puede cambiar el destino, para mí el destino era este y ya está. Ahora, a alentar a estos chicos para que lo sigan intentando porque seguramente en algún momento lo lograrán”, añadió el jugador de 34 años.