Rudi Garcia

El gran potencial ofensivo del Olympique de Marsella está indiscutiblemente en su línea de mediapuntas, especialmente en el sector derecho, en el que se juntan con continuidad Thauvin y Payet. Los dos genios franceses son la mayor amenaza para elAtlético de Madrid en la final de Lyon, y la pregunta es cómo les usará Rudi García, y en gran medida la forma de potenciarles puede depender de la elección de su delantero centro.
Mitroglou, lesionado para el último encuentro del conjunto sureño en la Ligue 1, puede quedarse fuera. El delantero griego tiene un estilo que a priori casa mejor con las características de Diego Godín, que se encarga con acierto de delanteros de movilidad más reducida con los que disputar el salto o a los que enfrentarse en el área tras un centro lateral. Mitroglou gestiona bien el juego directo y tiene cierta capacidad de ruptura, pero no debería de ser un problema mayor para el uruguayo a nivel del contexto que se genere de forma constante en el juego.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
La duda de Giménez es también un concepto de análisis bastante potente. La dupla uruguaya se compensa en la gestión de los espacios defensivos. Godín tiene categoría de sobra para meter el pie en el momento preciso si sale a hacer una defensa a banda o a una posición más adelantada, pero por explosividad, Giménez -o incluso Lucas, lo que no sería descartable- pueden ser una opción más apropiada si finalmente el griego no llega a ser de la partida. Es evidente que Rudi García, sin el ex de Olympiakos, perdería un plus en el remate, pero puede sumar movilidad y por tanto, generación de espacios para la peligrosísima línea de medios del cuadro francés.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Germain es la primera de las opciones, y aunque el ex del Mónaco no es un futbolista especialmente fino en la finalización, puede ser una buena alternativa. Sus movimientos profundos, tanto de forma vertical como diagonal, son realmente constantes y esos trazos, muy largos. Desde el carril central va a exigir mucho a los dos zagueros rojiblancos, y por supuesto, vigilancias de los laterales elegidos por Simeone. Sin duda, en un escenario de posesión dividida como el que se presupone el próximo miércoles, Germain puede ser un dolor de cabeza.
La tercera opción supondría un escenario en el que el Atlético de Madrid se ha encontrado incómodo en varias ocasiones este curso: un sistema de tres centrales. Chelsea, Girona o Betis han exigido bastante al Cholo en este sentido, y Rudi García ya ha probado este dibujo en momentos clave de la presente temporada. Esto puede llevar al extécnico de la Roma a jugar con una línea de ataque formada por Thauvin, Ocampos y Payet, sin una referencia fija y haciendo que las marcas a los atacantes saquen de su zona a cualquiera de los cuatro defensas del Atlético de Madrid.
El sistema de tres centrales presenta además otros problemas para el equipo madrileño. Uno de la zaga francesa libraría, porque parece innegociable que Griezmann y Diego Costa van a formar una pareja de puntas.