Betis

Fueron muchos miles los béticos que, tanto en el Villamarín, como delante de los televisores, vieron cómo su equipo se aseguraba matemáticamente participar en la próxima edición de la Europa League.
Sin embargo, el encuentro no fue un camino de rosas para los de Setién. El Málaga, ya liberado de angustias clasificatorias, jugaba con descaro. José González acertó (salvo en la portería) con la alineación. Success realizaba alguna acción de mérito. Rolan demostraba su buen momento, y En-Nesyri luchaba como siempre.
Los blanquiverdes no encontraban huecos, y fue el Málaga el que golpeó primero. Un gran pase al hueco de un luchador Success le llegaba al rápido ariete marroquí, que no perdonaba y ponía el 0-1 en el luminoso.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Pero ya se sabe que la alegría suele durar poco en casa del pobre, y solo cuatro minutos después Rosales regalaba el balón a Durmisi en una acción incomprensible, y el danés ponía las tablas en el marcador.
Los béticos lo intentaban con más posesión que los malaguistas, pero las contras blanquiazules amenazaban la meta de un Pedro López al que se vio muy seguro toda la noche. En la otra portería Roberto era el meta titular, aunque lo más lógico hubiera sido alinear a Andrés Prieto, que sí seguirá el año que viene. Las explicaciones posteriores de José González no convencieron a nadie.
La grada se impacientaba con su equipo, porque no lograba crear verdadero peligro. En la primera mitad solo tuvo dos opciones, y ambas propiciadas por errores del rival: el regalo de Rosales que acabó en gol y un despeje al centro de Lestienne que acabó en el larguero.
Los locales solo tuvieron una opción clara en la segunda mitad. El balón cayó en los pies de Fabián, que colocó el esférico fuera del alcance de Roberto. Su disparo suponía el 2-1, y con él, la locura en una grada que hasta entonces no lo había visto muy claro.
A José González el equipo se le cayó por cansancio. Es un defecto que repite cada semana, demorándose en demasía a la hora de hacer las sustituciones, lo que conlleva estar en cada partido varios minutos a merced de un rival que sí va refrescando elementos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Además, los hombres que entraron, Ideye y Bueno, han demostrado con creces que no sirven ni como revulsivo, y que ya piensan en una próxima temporada lejos de La Rosaleda.
Por el contrario, Setién acertó en los cambios. Guardado sustituyó a un fundido Joaquín, para dar más consistencia a la medular bética, mientras que el marbellí Loren volvió locos a los centrales malaguistas.
Finalmente, el Real Betis se alzó con una victoria que, aunque sin mucho brillo, le pone matemáticamente en Europa el año que viene. Celebración en el césped y en la grada tras un triunfo conseguido ante un Málaga que, por enésima vez, perdió por la mínima, y que cayó por un error de bulto de Rosales y por falta de agilidad en la toma de decisiones de un José González al que quizás nunca más volvamos a ver entrenando en la máxima categoría.